Terapia Bemer Málaga (Alhaurín de la Torre)

Terapia Físico Vascular Bemer

Terapia Físico Vascular Bemer

BEMER es una Terapia Físico Vascular que activa la microcirculación, mejorando el rendimiento de todas las células, lo que lleva a un alivio del dolor y a un fomento del poder curativo y regenerativo del propio cuerpo.
La señal BEMER ayuda a mantener la salud y activa la curación.
La circulación sanguínea es el sistema de suministro del cuerpo humano. Suministra nutrientes y oxígeno a los tejidos y a los órganos del cuerpo. Al mismo tiempo, los productos residuales se desechan y eliminan. El 75 % de este procedimiento sucede en los vasos sanguíneos más pequeños, la llamada microcirculación.

“El sistema de tratamiento de BEMER es el método de tratamiento físico más eficaz e investigado que, a día de hoy, se aplica en la medicina complementaria y preventiva”. – Prof. Dr. med. Rainer Klopp, director del Berliner Institut für Mikrozirkulation (Instituto de Microcirculación de Berlín).


El estrés, la falta de sueño, una mala alimentación, hábitos poco saludables, enfermedades y, por supuesto, la edad, ralentizan el movimiento de bombeo de los vasos sanguíneos más pequeños. Esto se aplica a la gran mayoría de las personas. Como resultado, las células sanguíneas se mueven mucho más despacio y no puede cumplir adecuadamente con su cometido. Un suministro deficiente a tejidos y órganos lleva a largo plazo a una disminución del rendimiento físico y mental, dolores, malestar y enfermedades.

La terapia físico vascular BEMER estimula el movimiento de bombeo de los vasos sanguíneos más pequeños a través de señales de estimulación transmitidas electromagnéticamente. De este modo, el flujo sanguíneo en la zona de la microcirculación puede volver a normalizarse. Las células del cuerpo se abastecerán mejor y podrán realizar sus muchas tareas. En general, la terapia físico vascular BEMER supone una ayuda para los mecanismos de regulación corporales, para la prevención, así como para los procesos de regeneración y rehabilitación. Aplicándose de manera complementaria a numerosos tratamientos e indicaciones. La terapia se usa de manera muy eficaz para:
- Mejorar el riego de órganos y tejidos y, por lo tanto, una mayor regeneración.
- Favorecer el sistema inmunitario.
- Disminuir el dolor.
- Un aumento del rendimiento y tonificación de la energía física y mental.
- Una mejora en artrosis, hernias, fatiga, cansancio, estrés, cicatrización, fibromialgia…
- Favorecer la cicatrización de heridas y curación de lesiones deportivas.
- Reducir los tiempos de regeneración en entrenamientos deportivos.

BEMER y rendimiento mental
El rendimiento de la microcirculación se reduce con la edad, esto viene unido a una disminución del rendimiento mental. Esto incluye, entre otras cosas, disminución de la percepción, de la memoria, del aprendizaje, de la atención y de la creatividad, con una pérdida de concentración y rendimiento psíquico. Y no solo en lo que respecta a nuestra vida laboral, sino que también afecta a nuestro ámbito privado e interpersonal, ya que, en este caso, el equilibrio mental también desempeña un papel fundamental. Una buena microcirculación ayuda a los estudios y al rendimiento mental

BEMER y sueño
La terapia físico vascular BEMER, es un método de tratamiento muy efectivo para problemas de compensación microcirculatoria asociados con diferentes trastornos del sueño. Esto es incluso más importante que el efecto que un sueño plácido y equilibrado tiene, como parte de la prevención sanitaria, no solo en el bienestar general y en el rendimiento, sino también en la calidad de vida. BEMER tiene un programa especial de sueño para la regeneración profunda mientras se duerme.

BEMER y deporte
En el deporte amateur y profesional, BEMER también resulta de gran ayuda. A través de la irrigación apropiada de los vasos sanguíneos más pequeños, se consiguen tiempos de calentamiento y enfriamiento más cortos, así como una regeneración más rápida y, de este modo, los entrenamientos serán más efectivos. Como parte de la prevención sanitaria, las lesiones deportivas también pueden reducirse y, en caso de que se produzcan a pesar de todo, su curación se acelerará. Se ha valorado hasta un aumento del 29% de oxígeno en sangre con el uso de la tecnología BEMER.

BEMER y veterinaria
BEMER posee un módulo especial para uso veterinario. De forma significativa, todas las mejoras que pueden darse en un ser humano, se trasladan, con la tecnología BEMER, al mundo animal.



NASA y BEMER USA han firmado un acuerdo de cooperación que rige el desarrollo conjunto de un prototipo de traje espacial en el Centro Espacial Johnson en Houston. El objetivo es mejorar la microcirculación, además de prevenir la atrofia muscular y ósea, durante las misiones espaciales. También ayudará a la recuperación después del viaje espacial. Se trata de un alto grado de reconocimiento y subraya la aceptación generalizada de la tecnología BEMER.
Los equipos BEMER tiene la certificación ISO 13485 que los clasifica como equipamiento médico de clase 2A (terapia no invasiva) en Europa, la categoría de TERAPIA FÍSICO VASCULAR. Los innovadores equipos BEMER son los únicos dispositivos incluidos en esta categoría, que ha sido creada especialmente para ellos como resultado de las rigurosas investigaciones científicas presentadas a lo largo de una década por el Instituto de Microcirculación de Berlín.
Patente EP-B-0995463, WO 2008/025731 A1, WO 2011/023634 A1 y WO 2011/023635

BEMER es un producto médico aprobado oficialmente en la UE (CE0483) de clase IIa (93/42/CEE).
En los últimos 15 años se han elaborado 46 publicaciones acerca de la terapia de BEMER y cuatro estudios científicos listados en la base de datos de investigación biomédica PubMed http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed

Terapia Bemer Málaga (Alhaurín de la Torre)